El romanticismo es un movimiento literario que inicia en Inglaterra y Alemania a finales del siglo
XVIII y que se dispersa en el resto de Europa y América a principios del siglo XIX.  El romanticismo fue
quizá el movimiento literario que más engendró en Hispanoamérica  a partir de las publicaciones del
argentino Esteban Echeverría.  En América el romanticismo empieza en los años de 1830 e inicia como un  
movimiento socio-político. Los escritores buscan la liberación de las naciones americanas y atacan el
sistema monárquico o dictatorial (El matadero de Esteban Echeverría).

Las características más notables del romanticismo:

•        En el romanticismo los sentimientos se anteponen a la razón; la visión del escritor romántico es
plenamente subjetiva. El romanticismo rompe con la disciplina y las reglas estrictas del neoclasicismo.  Así,
el “YO” es primordial: mi imaginación, mi interior,  mis sentimientos son sumamente importantes. El
romántico vive en un mundo frustrado, inarmónico y rebelde.

•        Los escritores románticos buscan en el pasado (en la Edad Media) un mundo lleno de fantasías.
Prefieren los lugares extraños y desconocidos; usan su imaginación para concebir un mundo misterioso,
fantasmal, incluso lúgubre.

•        Casi siempre el escritor elabora un héroe romántico. Este héroe por lo general se presenta
melancólico, pesimista, desesperado y desesperanzado. Las enfermedades incurables casi siempre terminan
con la vida de la amada.

•        La naturaleza, por su carácter misterioso, está presente en las obras románticas. Esta naturaleza no
es nada acogedora. Al contrario, es misteriosa, amenazadora, ruda y libre. Se presentan jardines muy
románticos, pero también los paisajes abiertos y embravecidos son comunes. El bosque, el mar, las
tormentas desencadenadas, la furia de los ríos son enemigos con los cuáles el héroe romántico se enfrenta
(María  de Jorge Isaacs).
Naturalismo: movimiento literario que surge en Francia a mediados del siglo XIX y que en la década de
1880 se extiende por varios países europeos y latinoamericanos.  En un principio, el término “naturalismo”
se usa primero en la pintura ya que, según los críticos, se“pinta la naturaleza con realismo.”  Más tarde, con
la influencia de Zola, el término es más reconocido en la novela.  
Durante este siglo (XIX) el estudio de las ciencias naturales es de gran prestigio, la observación y la
experimentación son elementos fundamentales del progreso.  El principio del naturalismo está influenciado
por las teorías de Darwin en donde propone “el origen de las especies,” la lucha por la vida y la sobre
vivencia  del más fuerte. Así, se origina una selección natural de los más dotados. De acuerdo con todas
estas teorías, las leyes fisiológicas de la herencia condicionan la conducta del ser humano y se justifican los
grupos y las desigualdades sociales.  Unos pocos, que por hechos circunstanciales del pasado, tienen el
poder y explotan a los sectores más indefensos de la sociedad empujándolos a un abismo embrutecedor.  
Por lo tanto, las novelas y los cuentos naturalistas son el producto de la observación y la documentación de
la realidad social; el escritor manifiesta en su obra la miseria degradada de los marginados.

Algunas características del naturalismo

  • La vida de los individuos está determinada en ese ambiente en que nacieron, las posibilidades de
    cambiar son inexistentes.
  • Hay un pesimismo fatalista respecto al ser humano que vive en los extractos ya establecidos de la
    sociedad.
  • El alcohol y la prostitución; lo feo, lo repugnante, lo indecente y lo impuro son elementos del
    naturalismo.
  • Los obreros y los mineros son personajes comunes en esta corriente.

Algunos libros importantes del naturalismo escritos en español
1.           La desheredada (1881)  de Benito Pérez Galdós
2.        
Los Pazos de Ulloa (1886) de Emilia Pardo Bazán
3.       
 La madre naturaleza (1887) de Emilia Pardo Bazán
4.        
María Luisa (1907) de Mariano Azuela
5.        
Mala hierba (1909) de Mariano Azuela
6.        
El hermano mayor (1908)  de M. Bedoya
7.        
Todo un pueblo (1899) de T. Michelena
8.        
Sub-terra (1904)  de Baldomero Lillo
©  AUDIOEDITORIAL  Libros en DC